El collar del Maharajá Patiala

Publicado por admin en

Maharajá Patiala collar

Las joyas no son exclusivas de las mujeres, grandes hombres de la realeza las han portado con mucho orgullo. Uno de ellos fue Sir Bhupinder Singh (1891-1938), el maharajá de Patiala (parte de lo que hoy pertenece a la India). Con una vida llena de lujos y excesos, en 1925 fue heredado por su padre con un espectacular diamante, el De Beers, que fue hallado en 1888.

Para poder lucir este diamante junto a sus mejores galas, se puso en contacto con la prestigiosa joyería parisina, Cartier. Y así, pasaron tres años para que la firma terminara en majestuoso encargo, la pieza más grande jamás realizado.

El collar contaba con cinco cadenas en las cuales se utilizaron un total de 2,930 diamantes, incluyendo el regalo del padre del maharaja, conocido como uno de los diamantes amarillos más grandes hasta ese momento. En total, suman 962 quilates; además incluyeron dos rubíes montados sobre platino. Antes de que el collar fuera entregado a su dueño en 1928, fue exhibido en las vitrinas de la casa francesa.

Era obvio que esta joya fue hecha para ser exhibida, así que lo utilizó para viajar por toda la India. A la muerte del maharajá en 1938, el collar pasó a ser propiedad de su hijo, Yadvindra Singh.

maharaja patiala

El destino del collar

A partir de 1947, se le perdió el rastro al collar. Todo esto debido a que con la independencia de la India, los estados de los maharajás son absorbidos por la nueva república y las joyas de los príncipes dejaron de ser exhibidas.

En algún momento, el diamante De Beers fue separado del collar y fue vendido en 1982 en una subasta de Sotheby´s por 4,5 millones de dólares. Así pasaron varios años con la pieza de joyería perdida, hasta que en 1998, con más de 50 años desaparecido, Eric Nussbaum -un conservador de Cartier- lo halló en Londres.

Lo que encontró era muy distinto al que colgó del cuello de Sir Bhupinder Singh: estaba roto y le quitaron la mayoría de los diamantes y los dos rubíes. Después de restaurarlo, el collar volvió a lucir en todo su esplendor en las vitrinas de Cartier.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
YouTube
Instagram
Abrir chat