María Antonieta: Las joyas secretas de la reina de Francia

Publicado por admin en

pulseras subastadas maria antonieta

Todos sabemos el cruel destino que la historia le tenía preparada a María Antonieta, la última reina de Francia. Antes de que fuera guillotinada en 1793, la reina desde la prisión de las Tullerías en París mandó una carta en donde especificó que enviaría un cofre de madera con diversas joyas.

Primero, este cofre fue transportado hasta Bruselas, donde reinaba su hermana y residía uno de sus colaboradores de más confianza. Este envió las joyas a Viena para que el emperador austríaco y sobrino de María Antonieta las mantuviera a salvo. Así, la reina alcanzó a salvar las joyas que después fueron mandadas a su hija superviviente, Marie Therese, Madame Royale, la cual las recibió en Austria.

Entre estas joyas se encontraban dos pulseras de diamantes que fueron hechas para la reina en 1776.

¿A qué viene esta historia? Pues que hace unos días, la casa Christie´s en Ginebra las subastó por la increíble cantidad de 7 millones de euros (8.15 millones de dólares). Esta subasta sorprendió a todos porque la casa solo esperaba recibir entre 1.9 y 3.8 millones de euros.

En un comunicado, François Curiel, presidente de Christie’s Europa, dio más detalles sobre las dos piezas que fueron subastadas:

Está bien documentado que la reina envolvió cuidadosamente sus joyas en algodón para enviarlas fuera de la Francia revolucionaria y preservarlas. Muchas de ellas no salieron a la luz hasta siglos después. Esta pareja de brazaletes de diamantes maravillosamente bellos fue conservada por sus descendientes durante 200 años”, explicó en un comunicado.

Más sobre los dos brazaletes de diamantes

Al igual que el collar que llevó a la muerte a María Antonieta, estas dos piezas son parte de la historia. Por ejemplo, el artista de ese momento, Adolf Ulrik Wertmüller, retrató a la reina en el Pequeño Trianón de Versalles en 1785 usando estas piezas. En el cuadro se encuentra junto con su primogénita, María Teresa de Francia y el Delfín, Luis José.

 Retrao de María Antonieta realizado por Adolf Ulrik Wertmüller
Retrao de María Antonieta realizado por Adolf Ulrik Wertmüller

Las pulseras de diamantes fueron heredadas a la duquesa de Parma y Piacenza, Louise de Artois (1819-1864), y luego pasaron a manos de Robert I, duque de Parma (1848-1907), y sus descendientes.

Cada pulsera de tres hilos pesa unos 97 gramos y tienen un total de 112 diamantes con corte antiguo, engarzados en plata y oro amarillo.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
YouTube
Instagram
Abrir chat